Agrícola La Campana, productor de Clementinas y Mandarinas

Zonas de Producción

Los cítricos capaces de adaptarse a distintos climas: desde Subtropical árido a tropical húmedo. Las características de Chile corresponden a un clima Subtropical mediterráneo con estaciones claramente diferenciadas; ello facilita que el ciclo productivo de los cítricos se ordene y por ende obtener excelente fruta.

Este cultivo necesita suficiente calor durante la primavera y verano para acumular los grados que le permitirán que el desarrollo de sus frutos y madurez sea óptimos. Los cítricos también necesitan suficiente frío en invierno para que apoye la toma de color de los frutos; sin embargo, no toleran los excesos de frío y tienen una baja resistencia a heladas invernales. Los árboles de clementinas y mandarinas están entre los más resistentes y pueden aguantar inviernos un poco más crudos, pero sus frutos son extremadamente sensibles a las bajas temperaturas; los árboles de naranja raramente toleran las temperaturas muy bajas o las heladas. Ello hace que sea clave tener un clima con temperaturas cálidas de floración hasta cosecha.

En Chile hay tres principales zonas productoras, marcadas por su fecha de cosecha. La fruta más temprana es los valles montañosos de la Región de Coquimbo (El Palqui en Ovalle y Vicuña a Elqui) donde las primeras clementinas empiezan a ser cosechadas en Abril; le sigue la fruta de la zona interior de las regiones de Valparaíso y Metropolitana, donde la cosecha suele empezar la primera semana de Mayo; finalmente está la fruta de la costa de las regiones de Coquimbo, Valparaíso y O’Higgins que empieza a ser cosechada a fines de Mayo.

 

Inicio » Frutas » Cítricos » Zonas de Producción